PORTADA PRINCIPAL

ARTICULOS DE NUTRICON ORTOMOLECULAR
Tomo I/ Año 1/ Primera Época
Director y Editor en Jefe: Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado.Seattle Washington, USA.

sábado, 10 de noviembre de 2007

¿Es seguro consumir soya?

¿Es seguro consumir soya?

Cómo se aprobó la Soya transgénica


                                                S. Barrio Healey

Sabiendo que entre el 70 al 80% de la soya en el mercado peruano es soya
transgénica, toma importancia la siguiente reflexión. (Adicionalmente, crece
el interés sabiendo el congreso Peruano pondrá la ley de Biotecnología a
debate en el Pleno en las próximas semanas, el concejo directivo del
congreso ya lo tiene en su agenda.)

En EE.UU. la FDA [1] ha dicho que ellos no tienen el tiempo, ni los recursos
para evaluar la seguridad alimenticia de los productos transgénicos, y en lo
que a ellos respecta los transgénicos son semejantes a sus variedades
naturales. Han delegado la evaluación de los transgénicos a la EPA,
(Environment Protection Agency [2]), y al U.S Department of Agricultura [3].
Este último tiene una política de subsidio a agricultores de semillas
transgénicas.

En Japón sin embargo, el ministerio de salud recibió una solicitud de la
Japan-Monsanto para aprobar la soya transgénica, cuyo documento consta de
diez volúmenes, el fólder mide un metro de alto. éste es un resumen critico
del informe realizado por el Masaharu Kawata, profesor de la Universidad de
Nagoya en Japón.

HISTORIA  ¿Qué es y como se produjo la soya transgenica?

1.       Monsanto buscó una variedad de soya resistente a herbicidas.
Después de muchos intentos, en 1990 consiguió una soya mutante resistente a
su herbicida best seller Round up, cuyo ingrediente activo es el glifosato.
El problema es que esta soya tiene defectos en el crecimiento, ya que
interfiere con la síntesis de amino ácidos aromáticos: tirosina,
fenilalanina, y triptofano.

2.       En esos años la biogenética se volvió popular, y Monsanto encontró
una bacteria de suelo el "agrobacterium tumefaciens" que puede sintetizar
estos aminoácidos aromáticos, y que a su vez es resistente al glifosato.

3.       Los genes de bacterias son muy diferentes a los genes de las
plantas, (procariotes vs eucariotes), por lo tanto los genes de bacterias no
se pueden introducir en el material genético de las plantas. Para hacer esto
posible se usó el "virus mosaico de la coliflor", que sirvió para conectar
al gen deseado.

4.       También se utilizaron genes de la flor de petunia que producen un
péptido que dirige el gen al lugar indicado.

5.       Una parte del virus del cáncer vegetal se empleó para detener la
expresión de otros genes de la soya.

Finalmente se creó una soya resistente al Herbicida Round up, con un gen
llamado CP4EPSPS completamente artificial. Un gen que la naturaleza jamás
podría crear en el curso de una evolución normal.

EXAMEN DE SEGURIDAD ALIMENTARIA EN ANIMALES

1.       Por una razón no documentada en el reporte, la soya usada para
examinar su seguridad alimentaria no fue rociada con el herbicida Round up
(glifosato). Tan sólo una pequeña porción fue rociada para someter a pruebas
el glifosato residual en el forraje, hoja y semilla. Los resultados
obtenidos por lo tanto pueden no ser válidos, ya que estamos buscando
garantizar la seguridad de la soya tal como lo va consumir el hombre. Por lo
tanto también deben considerarse los efectos del glifosato (que es tóxico)
sobre el metabolismo.

2.       Para sorpresa de los investigadores y examinadores, la secuencia de
amino ácidos de la soya transgénica nunca se realizó, y por lo tanto no se
puede comparar con la de la soya natural. Tan sólo se le hizo la secuencia
al 3.3% de la proteína, porción de proteína que no pertenece a la soya.

3.       Se realizó la prueba de ELISA, para comparar la respuesta
antigénica de la soya natural y de la soya transgénica. La similitud
antigénica no constituye una prueba de que la secuencia de aminoácidos sea
la misma.

4.       Para determinar la toxicidad del CP4EPSPS, se empleó la proteína
producida por bacterias de E. Coli y no el de la soya transgénica en
cuestión. Monsanto se excusa en el documento aduciendo que es muy difícil
obtener de la soya transgénica grandes cantidades de proteína de CP4EPSPS.
Esto es inaceptable, un mismo gen se comporta de forma diferente cuando es
insertado en células de soya,  o cuando está en bacterias. Este problema
podía haberse resuelto si toda la secuencia de aminoácidos del CP4EPSPS
hubiera sido secuenciada en primer lugar, y confirmada como semejante al de
la soya natural.

5.       Monsanto hizo los experimentos en ratas, vacas, peces y codornices.
Sin embargo, la escala de la investigación fue mínima. En ratas se
suministró soya transgénica y natural a grupos de 10 ratas por espacio de 28
días. NO se realizaron investigaciones en segundas generaciones. Las
toxicidades crónicas no pueden detectarse en experimentos tan cortos y de
tan reducida escala.

6.       A pesar de la pequeña escala del experimento, los datos de peso de
órgano de riñón y testículos mostraron significativas diferencias en ambos
grupos. Entre 6.7% y 13% menor que los de las ratas con alimento
transgénico. En la tabla de datos se resalta  esto como estadísticamente
significativo, pero en las conclusiones finales se declara que no se
observaron diferencias significativas.

Comparación de composición química de soya transgénica vs soya natural

1.       En la soya cruda no se observaron diferencias en la composición
química de ambas soyas.

2.       En la soya tostada, aparte del agua, proteína, grasa, ceniza y
fibra, el análisis mostró diferencias en cuanto a inhibidores de tripsina,
lectina y ureasa. Estas sustancias son sustancias activas fisiológicamente
dañinas. La ureasa es un indicador de desnaturalización de la proteína
expuesta al calor. El nivel alto de estas sustancias vuelve al producto no
apto  para la alimentación.

3.       Monsanto tomó esto como una falta de temperatura y ordenó que se
volviera a tostar la soya pero ahora a 220 grados centígrados y no a la
temperatura convencional de 100 grados por 10 minutos. Aun así la brecha de
diferencia entre la soya transgénica y la natural aumentó, arrojando peores
resultados. En condiciones normales se debió concluir que existe una
significativa diferencia entre ambas.

4.       Monsanto cuestionó una vez más el experimento y llegó a la
conclusión de que una segundo cocimiento no había sido suficiente.
Finalmente tostaron la soya dos veces más, y obtuvieron el resultado
deseado, todas las proteínas fueron desnaturalizadas e inactivadas. Con este
resultado concluyeron que ambas soyas, la modificada y la no modificada
tienen propiedades semejantes.



Estudio del herbicida residual en la soya cultivada.

1.       Los análisis muestran que el glifosato y la AMPA (sustancia
residual del glifosato degradado) residual en el forraje se incrementan
notablemente al aplicar el herbicida Round up. La suma de ambos tóxicos
llega a 40.187 ppm, cuando lo permitido es 15ppm en EE.UU. y 20 ppm en
Japón. Conscientes que haber excedido los niveles autorizados, piden que se
modifique el nivel reglamentario, para darle una tolerancia mayor. En efecto
en EE.UU. se elevó el estándar a 100 ppm después de haberse aprobado la soya
genéticamente modificada. En Japón ya se había elevado el estándar de 6 ppm
a 20 ppm en abril del 2000. Pero se puede importar la soya transgénica de
EE.UU. sin preocupaciones por haber infringido la ley.

Estudios independientes en Rusia

Un estudio interesante de Biotecnología fue realizado en Rusia por la
investigadora Irina Ermakova[4], una prominente investigadora del Instituto
de Neurofisiología de la academia rusa de ciencias. Ella suministró 7 gramos
de soya transgénica a un grupo de ratas, otras recibieron soya natural y un
tercer grupo control no recibió nada de soya. El resultado es que las crías
alimentadas con soya transgénica, fueron de tamaño reducido, el 36% de estas
ratas pesaba menos de 20 gramos y en los otros grupos sólo el 6% obtuvo ese
bajo peso. Pero lo más alarmante sucedió cuando las crías cumplieron 3
semanas de edad, el 55.6% de las ratitas del grupo transgénico fallecieron,
comparado con sólo el 9% de aquéllas alimentadas con soya natural y el 6.8%
de aquéllas del grupo control sin soya.

Argumentos a favor de transgenicos.

El argumento mas protagónico y del que se hace intensa campaña en los medios
de comunicación es que la población mundial esta aumentando, y que en el
futuro solo con la biotecnología podremos alimentar a la humanidad, con la
llamada segunda revolución verde.

La soya transgénica tiene una productividad reducida en un 4%, comparada con
la soya natural, según las investigaciones del profesor Oplinger de la
Universidad de Wisconsin. Otras investigaciones independientes han
demostrado que la soya transgénica de Monsanto es 10% menos productiva que
las variedades naturales.

Además podemos ver lo que dice la FAO al respecto.

"FAO: el mundo está en posibilidades de erradicar el hambre. En su discurso
inaugural, el Director General de la ONU para la Agricultura y la
Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), Jacques Diouf aseguró que "en
nuestro planeta se producen alimentos en cantidad y calidad suficientes para
alimentar a toda la población mundial

La FAO advierte que unas 52 millones de personas de la región
latinoamericana no se alimentan adecuadamente, provocando que una de cada
diez personas no pueda satisfacer sus demandas alimenticias, con más de 4.1
millones de niños con bajo peso, y nueve millones con desnutrición crónica o
retardo en el crecimiento. Estos datos se ven agravados por el hecho de que
la región produce una cantidad de alimentos, no sólo suficiente, sino que
sobrepasa en un tercio los requerimientos de la población."

Es decir el problema es de distribución de alimentos no de falta de los
mismos. Actualmente Argentina es el segundo productor mundial de Soya, pero
el 90% de su producción es destinado para alimento animal. Sabemos que la
proteína animal requiere de 10 veces mas espacio y 15 veces mas agua que la
equivalente cantidad de proteína vegetal.

Sobre la soya natural podemos decir:

En los ocho mil años de historia de la agricultura china, los chinos nunca
consumieron soya, por haber sido siempre considerada un alimento no apto
para consumo humano; recién en el siglo XVII se empieza a consumir soya
fermentada: el proceso de fermentación le remueve el ácido fitico, que es
tóxico. El ácido fitico es una sustancia natural de la soya que protege a la
planta de hongos, bacterias y virus, pero igualmente es tóxico para el ser
humano. Entre los productos de soya fermentada tenemos el miso, el tempeh y
el nató.

La soya también contiene bociógenos (goitregens), que son perjudiciales para
la tiroides. Razón por la cual toda persona que padezca de males a la
tiroides haría bien en evitar su consumo. Igualmente, la soya inhibe la
absorción de zinc. Adicionalmente contiene inhibidores de enzima que
obstruyen el metabolismo de los carbohidratos; entre las enzimas inhibidas
por la soya tenemos a la amilasa, la tripsina y la quimo tripsina. Hay
estudios que demuestran que la soya produce efectos vasculares negativos en
el cuero cabelludo y causan la alopecia o pérdida de cabello. No queremos
aquí difamar a la soya, y sabemos que todo alimento tiene su lado luminoso y
su lado oscuro también; pero lo sorprendente es hallarla ubicada en el
pedestal del alimento maravilla, a pesar de toda la evidencia negativa sobre
los efectos secundarios de todos sus componentes. La realidad es que tan
solo la soya fermentada es apta para consumo humano. Cuando hablamos de soya
transgénica, entramos en otro territorio que está doblemente cuestionado.

También se ha aconsejado imitar el pionero desarrollo de Argentina y Brasil,
al haberse propagado en todo su territorio un vasto manto de soya
transgénica, cuando más exacto sería decir que el presidente Menem vendió su
país a los intereses de las transnacionales de la biotecnología, con
resultados lamentables. Existe un video llamado "La Soja del Hambre" donde
se ilustra grafica y estadísticamente la desfiguración económica y ecológica
del país producto de la llegada de la agricultura transgenica. Ahora
Argentina es el segundo productor mundial de soya (después de EEUU), ha
tapizado todo su territorio de soya transgénica: lo que antes eran pampas,
ganadería y vastas variedades de productos agrícolas, ahora son millones de
hectáreas de monocultivo de soya transgénica de Monsanto y su inseparable
herbicida, el glifosfato; lo que se conoce como el roundup ready soya seed.
No solo eso, sino que miles de hectáreas anualmente son deforestadas para
abrirle más espacio a la soya. Si esta soya alimentara al pueblo, en algo
nos consolaríamos; pero lo que ocurre mayoritariamente es que su destino es
convertirse en alimento animal. Animales a los que se les dará antibióticos,
hormonas, grasas hidrogenadas y luego se convertirán en otro cuestionable
alimento para el hombre.

Conclusiones:

Se estima que el 70 a 80% de la soya en el mercado nacional es transgenica.
Proveniente de Brasil, Argentina y Santa Cruz, Bolivia.

NO consumas productos de soya de ningún tipo, hasta que no tengas la
seguridad que esta no sea soya transgenica, exige el etiquetado de alimentos
transgenicos.

LA Plataforma Perú Libre de Transgenicos solicita los siguientes puntos:

1.       Etiquetado de todos los productos transgénicos importados. Además
de proteger la salud, y el medio ambiente, protege nuestro mercado con
productos nacionales, orgánicos, sabrosos y seguros.

2.       No liberación de semillas y cultivos transgenicos en el Perú, por
ser país de mega diversidad, y por ser país centro de origen de múltiples
especies comestibles.

Anécdotas Curiosas:

1.       Los empleados de la Monsanto UK en Inglaterra han logrado que su
cafetería sea libre de alimentos transgenicos.

http://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2007/08/10/monsanto-workers-ban-gmo-foods-from-their-own-cafeteria.aspx

2.       El pueblo de California es mayoritariamente anti-transgénico. Los
condados de Marin, Trinity y Mendocino han decretado oficialmente una
moratoria contra los cultivos transgenicos.

3.       En Francia el 25 de octubre del 2007 por razones de seguridad
alimentaria el Presidente Sarkozy de Francia ha prohibido al maíz
transgénico en su país.

--------------------------------------------------------------------------------

[1] Administración de Drogas y Alimentos

[2] Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos

[3] Ministerio de Agricultura de los Estados Unidos

[4] http://www.organicconsumers.org/ge/deadrats101805.cfm


AHANAOA A. C.
Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado Saldana
Fundador y presidente.

NUTRICIÓN ORTOMOLECULAR


Método que utiliza dietas saludables y nutrición óptimas, individualmente planeadas.

Es el método científicamente determinado, más eficaz, para aumentar el vigor, promover y fortalecer la salud, recuperarla cuando ésta se ha perdido y para prevenir enfermedades.

Orto, significa correcto. La nutriología ortomolecular sostiene que la salud depende fundamentalmente de una alimentación y una nutrición óptimas. Que la salud puede ser reestablecida y/o fortalecida con una dieta saludable y un aporte individualmente planeado de nutrientes: carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas, minerales, aminoácidos, agua, fibras, oligoelementos, enzimas, coenzimas, fibras, fitoquímicos, y otras sustancias naturales, normalmente presentes en los alimentos naturales y en el organismo humano.

Entre otros, algunos de los principios que fundamentan la nutriología ortomolecular son: La contaminación del medio ambiente y la adulteración de la comida por los procesos de industrialización son las principales causas de la enfermedad. La nutrición óptima es la principal línea de abordaje terapéutico para corregir las alteraciones de la salud: una vez optimizado el aporte nutricional de manera individual, a nivel celular, las alteraciones metabólicas causantes de las enfermedades son corregidas. La individualidad bioquímica es una norma fundamental para establecer tanto un diagnostico, como un tratamiento. Las pruebas sanguíneas no reflejan necesariamente los niveles tisulares de nutrientes en los órganos, por lo que tienen poco valor diagnostico.



Cala H. Cervera

Cala H. Cervera
Escritora y colaboradora de nuestro sitio

Quien es Cala H. Cervera?


Desde pequeña sufrí de ataques de pánico, que en la adolescencia se convirtieron en agorafobia. Por circunstancias de la vida, a los 23 años me trasladé a vivir a Londres y fue ahí donde conocí el mundo de la nutrición ortomolecular.

A raíz de leer los libros de la escritora de temas de salud, Leslie Kenton, comencé a hacer cambios en mi dieta y pude experimentar en persona el poder de la alimentación. Eso hizo que me decidiera a estudiar la carrera de nutrición ortomolecular, en el Institute for Optimum Nutrition de Londres, con el objetivo de ayudarme a mi misma a superar mis trastornos de salud. Durante los años de carrera conocí mejor mi bioquímica, mis desequilibrios nutricionales, intolerancias alimenticias, falta de nutrientes y, en general, lo que mi organismo necesitaba para sentirse bien.

A los 32 años, al terminar la carrera, yo era otra persona y mi entusiasmo por mi propio proceso me animó a trabajar como terapeuta para poder ayudar a otros. Desde aquellos años, en que sufría de ataques de pánico a diario y apenas podía salir a la calle, hasta hoy, han pasado muchas cosas en mi vida. Sin embargo, lo que se ha mantenido siempre presente es mi entusiasmo, pasión y respeto por la nutrición ortomolecular.

Cala H. Cervera es nutricionista ortomolecular, diplomada por el Institute for Optimum Nutrition, de Londres (Inglaterra), donde cursó la carrera entre 1994 y 1997.

Durante un año se dedica a la investigación sobre la relación entre los ataques de pánico y la hipoglucemia reactiva, dando como resultado un estudio titulado "The Study of Reactive Hypoglycaemia as a Possible Factor for the Development of Agoraphobia". A través de este estudio, se dedica entre 1997 y 1999, a dar conferencias, en asociaciones relacionadas con ataques de pánico y fobias, para introducir este nuevo concepto sobre los trastornos de ansiedad.


En 1999 decide instalarse en Barcelona (España) donde abre su propia consulta y comienza a colaborar con revistas de salud como Vital, CuerpoMente, Integral, Natura Medicatrix, Natural, Info-Inca, Athanor... A través de sus publicaciones y conferencias, se convierte en la pionera de la nutrición ortomolecular en España.

En el 2000 es invitada por la Universidad de Santiago de Compostela (España) a impartir seminarios a médicos sobre nutrición ortomolecular, como parte de un programa de doctorado.

Ese mismo año publica su primer libro
"Nutrición Ortomolecular: Revoluciona tu salud con la medicina del Siglo XXI" , editado por Art Enterprise.

A partir del 2000 está dedicada a la investigación sobre la candidiasis crónica, su especialidad.
En 2002 es invitada a participar en el Primer Congreso Internacional de Nutrición Celular celebrado en Barcelona.

En 2003 publica el libro
"La Candidiasis Crónica" , y reedita su primer libro "Nutrición Ortomolecular: Revoluciona tu salud con la medicina del S.XXI" , ambos publicados por Robinbook.

En agosto de 2005 es invitada por el Colegio de Nutricionistas de Chile a participar en el VIII Congreso Nacional de Nutricionistas y 1º Internacional, en Santiago de Chile.

Actualmente, sigue escribiendo y trabajando en su consulta de Barcelona.